Schwanengesang

by Derek Pedros

En ocasiones conoces a personas que te muestran nuevas formas de ver tu propio mundo, de descubrir los tesoros frente a ti, formas de ver los espacios a tu alrededor con otros ojos, descubriendo el oro oculto a simple vista.

Si es la geometría, la luz o el alma lo que captura al contemplar "Schwanengesang", sólo @derek_pedros, su creador, o quizá Javier Arozena, el bailarín que fluye entre las líneas, lo saben.

La textura del tapiz natural se integra con lo artificial en un baile de suaves gradientes. El yermo hormigón y el organismo del mármol trabajado surgen en la montaña como una cueva más. Y en ella, un brote humano florece para bailar.

@derek_pedros confunde intencionadamente lo inerte con lo fértil, lo artificial y repetitivo con lo orgánico y carnal, el patrón ideal de lo manufacturado con el fluir apasionado de lo vital.

El encuadre, la posición de la cámara y la distribución de elementos son fundamentales en el apartado técnico del trabajo de Derek. Los ángulos precisos y las líneas firmes invitan al orden y la precisión, en ocasiones dividiendo visualmente, pero siempre otorgando cuerpo a la interpretación.

Dentro del laberinto de hormigón y luces brota un bailarín, Javier Arozena, que es el resultado -quizá la razón de ser- de este nido natural. Las puntas de los dedos son sus raíces, el vestigio de un estado anterior. Su cuerpo maleable, inquieto y pasional no encaja en los ángulos ni entiende de geometría. Sin embargo, se siente cómodo y se deja retratar.

El cuerpo o más en concreto el movimiento tiene sentido dentro de un contexto espacial. Ya sea natural o artificial.

No hay razón de movimiento que no venga influida por el espacio que habitamos, ya sea al bailar o caminar. Durante mucho tiempo me centré en la naturaleza como contexto y como fuente de inspiración para explicar ese movimiento.

Con el paso del tiempo, la arquitectura y el urbanismo han llenado mi curiosidad, tanto en descubrir cómo la inspiración puede venir por espacios artificiales, como en entender la relación del cuerpo y su movimiento por un espacio acotado y diseñado con fines estéticos y/o prácticos.

Es un proceso de investigación que acabo de comenzar a andar, por lo que me queda un largo camino por recorrer.

Derek Pedros

Creo que en proyectos así hay que soltar riendas, desprenderse de egos, sentarse a hablar y saber escuchar. Son proyectos en los que el verdadero oro no es el resultado, sino el aprendizaje.

Es necesario entender las razones creativas y personales que hay detrás para crear una potente pieza de danza como Schwanengesang.

A partir de ahí podemos construir juntos, llevando en paralelo dos miradas que enriquezcan el proceso y por ende el resultado. No es tanto como dirigir a un bailarín, sino como apreciarlo, respetarlo y entenderlo, para poder llevar tu imaginario visual y curiosidades a otros caminos aún por explorar.

Derek Pedros

[…] A mi vuelta a España, he estado retomando el contacto con los bailarines de mi isla, entre ellos Javier, para continuar creando e investigando proyectos.

Trabajamos en su pieza “​Zeitgeist”​ para el TEA Tenerife, en la cual pude conocerle mejor, descubrir su formación y pasión por la arquitectura, así como conocer a su pareja y asesor creativo ​Gino Senesi​ (también arquitecto y uno de los mayores apasionados de este arte que he conocido) el cual ha sido colaborador en todos los proyectos que hemos y estamos realizando.

Ellos en gran medida me han abierto los ojos hacia la arquitectura, me han ayudado a rehacer mi visión incluso con territorios y espacios que consideraba propios, y me han inducido una pasión y curiosidad hacia la que estoy orientando mi trabajo con el movimiento.

Derek Pedros

Para este proyecto en vez de crear algo desde cero, decidimos revisitar una pieza suya con una gran potencia visual, como es el caso de Schwanengesang. Quisimos trabajar sobre ella y ubicarla en espacios arquitectónicos donde el cuerpo fuera un elemento que elevará la arquitectura y no al revés.

Esta pieza junto con todo el trabajo de Javier es una maravilla a nivel compositivo, ya que permite integrar el cuerpo y el movimiento en el espacio de una manera orgánica, creando relaciones de formas y direcciones con una sorprendente y elegante sutileza.

El vestuario y maquillaje era uno de los núcleos de la pieza y gran parte de mi interés por ella, por lo que los reutilizamos tal como estaba.

Para los espacios trabajamos con dos localizaciones en la isla de Tenerife de las cuales Gino y Javier ya conocían y estaban obsesionados con exprimir: El museo de arte sacro de Adeje, por el arquitecto Fernando Menis, y el Edificio Los Patios en el centro de Santa Cruz de Tenerife.

Derek Pedros

Schwanengesang es una obra de Javier Arozena. Sigue el trabajo de Derek Pedros desde su perfil en Litmind:

Derek Pedros en Instagram @derekpedros
Web oficial derekpedros.com

Utilitzem cookies amb respecte